Madrid, ‘la ciudad de los 15 minutos’

| 03/3/2023 07:00

La gran mayoría de los vecinos de la ciudad de Madrid tienen a 15 minutos, o menos, andando desde sus casas, todo lo que necesitan, con la excepción del puesto de trabajo. Un dato que ha revelado el delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, durante la presentación del informe Madrid en 15 minutos.

Este informe corresponde a la primera fase de un estudio en profundidad sobre esta teoría urbanística. La principal conclusión es que para nueve de cada diez habitantes (el 92,7 %), Madrid es ya la ciudad de los 15 minutos.

Así, el delegado del Área de Desarrollo Urbano ha podido desgranar todo aquello a lo que la mayoría de la ciudadanía puede acceder en 15 minutos andando:

  • El 100 % de los habitantes de Madrid tiene un área estancial (plaza, zona verde) a 15 minutos y el 98,1 % puede acceder a un parque urbano.
  • El 99,8 % tiene a cuarto de hora caminando, o menos, bares, cafeterías o restaurantes, comercios alimentarios y no alimentarios (ropa y calzado, librerías, ferreterías, tintorerías, etc.) así como farmacias, peluquerías, bancos, correos y otros servicios de mensajería de última milla (transporte de paquetería centrada en el último trayecto que ha de realizarse en la entrega final) consultorios de medicina general, clínicas odontológicas o centros veterinarios.
  • El mismo porcentaje anterior (99,8 %) tiene una parada de autobuses de la EMT y el 89,5 % una estación de metro. Además, un 97,8 % tiene acceso al servicio de bicicletas compartidas.
  • El 97,3 % llega en 15 minutos a instalaciones deportivas, clubes deportivos y gimnasios.
  • Más del 90 % accede en ese tiempo a centros públicos o concertados para todos los ciclos educativos, instalaciones deportivas municipales, academias y centros de formación no reglada.
  • El 87,7 % puede acudir a centros de salud y el 82 % a un centro de día o residencia de mayores.
  • En cuanto al ocio, el 80,5 % de los habitantes de Madrid tienen cines, teatros, salas de espectáculo/discotecas y espacios de exposición y galerías de arte.

Estos porcentajes son algo inferiores en el caso de las bibliotecas municipales, pues la cifra de vecinos que tienen una a 15 minutos es del al 61,5 %; o en el caso de los centros deportivos municipales (57,6 %).

Diferencias por barrios

Como ha indicado Fuentes, las situaciones menos favorables, que no responden al parámetro de 15 minutos andando, obedecen a tres casos:

  1. Nuevos barrios, los ensanches contemporáneos, que no han finalizado la ejecución ni la implantación de equipamientos y servicios: los llamados Programa de Actuación Urbanística (PAU).
  2. Barrios de muy baja densidad, concebidos bajo un modelo urbanístico que no prioriza el entorno de proximidad (urbanizaciones como La Florida o Conde de Orgaz).
  3. Localizaciones aisladas por barreras claras, sean naturales o infraestructuras, con el continuo edificado como Cuatro Vientos.

En términos de movilidad, el responsable municipal de urbanismo ha señalado que “la almendra central está perfectamente cubierta”, mientras que “las carencias se detectan en los barrios sin servicio de Metro ni Cercanías”, como Butarque, El Cañaveral, Rejas, la parte oriental de Barajas, Valdebebas, el Encinar de los Reyes, Fuentelarreina y Valdemarín-El Plantío.

También ha hecho referencia Fuentes a algunos enclaves, como el PAU de Carabanchel, Entrevías, Santa Eugenia, Valdebernardo o Aravaca, que dependen únicamente de una sola opción de movilidad, frecuentemente con un único acceso distante de las zonas periféricas del barrio, “y que sería necesario complementar con otras opciones”, según ha destacado.

Fuera de la M-30, las áreas más consolidadas (Puerta del Ángel, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Ciudad Lineal) y los centros históricos periféricos (Hortaleza, Villaverde Bajo y Vicálvaro) y otros enclaves como el barrio del Pilar o los Rosales tienen las características para funcionar como una ciudad en la que es posible hacer la mayor parte de desplazamientos cotidianos en 15 minutos.

Observa el estudio que las partes de la ciudad en las que existe una continuidad espacial entre los diferentes barrios obtienen mejor puntuación que los barrios aislados por infraestructuras de comunicación o grandes zonas verdes. Esto se debe a que los residentes de los bordes de un barrio pueden suplir sus carencias con los servicios de barrios contiguos.

Con estos datos sobre la mesa, el delegado del Área de Desarrollo Urbano se ha comprometido a que “los PAU tengan las mismas oportunidades que el resto de los barrios y se llenen de vida y actividad”, por lo que, a partir de este estudio realista, “se podrán planificar mejor los equipamientos dotacionales que faltan”. Así, Fuentes ha anunciado que abrirá un proceso participativo para que los vecinos de estas zonas digan cómo les gustaría que mejorara su barrio.

También ha apostado por la mezcla de usos, para evitar la zonificación y aumentar la oferta variada de servicios en todos los barrios, uno de los aspectos que incluyen las nuevas normas urbanísticas.