Randstad

Madrid, a la cabeza del teletrabajo en España, según Randstad

| 17/9/2020 11:52

La Comunidad de Madrid está a la cabeza de ocupados que teletrabajan en sus casas de manera habitual, un total del 26,6 por ciento, según un estudio de Randstad sobre la evolución del trabajo en remoto.

A nivel nacional, un total de 3,01 millones de personas en España teletrabajan de manera habitual en España, lo que supone multiplicar por 3,2 veces la cifra registrada en 2019, cuando solo lo hacían 915.800 personas. Según la compañía de recursos humanos, esta cifra significa que del total de 18,6 millones de ocupados, el 16,2 por ciento trabajan habitualmente desde sus casas. Este dato supone la tasa más alta de la década hasta el momento. De hecho, hace un año el porcentaje rondaba el 4,8 por ciento.

Por regiones, detrás de Madrid y Cataluña (18,5%), se encuentran, con porcentajes más moderados, Asturias (15,9%), Comunidad Valenciana (15,2%), Baleares (14,6%), Galicia (13,8%), Andalucía (13,3%), Castilla y León (12,9%), Aragón y País Vasco, (12,6% en ambas), Navarra (12,5%), Cantabria y Extremadura (12,4% en ambas) y Castilla-La Mancha (12,1%). Por último, se encuentran La Rioja (10,9%), Murcia (10,6%) y Canarias (9,6%).

Incremento provocado por sus beneficios

La directora general de talento, cultura, marca y producto de Randstad, Raquel Larena, cree que el considerable incremento del teletrabajo no solo está provocado por el confinamiento, sino que se debe a que las empresas y empleados han podido comprobar sus beneficios y utilidad tanto para conciliar la vida familiar como para dotar de continuidad al negocio en una situación como la vivida por la pandemia.

Para Larena, este modelo va a continuar implantándose de manera masiva en todos los sectores en los que los tipos de puestos de trabajo lo permiten. «Las organizaciones deben acelerar la implantación de planes de trabajo con objetivos claros para sus colaboradores, para poder dar continuidad a los modelos establecidos durante el confinamiento una vez superadas las dudas y prejuicios que podían existir», ha añadido.

Respecto a la edad de los ocupados que trabajan en remoto, los situados entre los 25 y los 45 años son los que más están pudiendo trabajar desde sus domicilios (16,8%), seguidos de cerca por los mayores de 45 años (16,3%). Por el contrario, destaca que los menores de 25 años son el segmento que menos está pudiendo teletrabajar, puesto que apenas son el 8,6 por ciento del total.