Bosque Metropolitano

El Bosque Metropolitano integrará las lagunas de Ambroz y contará con un parque de aventuras

| 28/2/2023 14:17

El Bosque Metropolitano, la mayor infraestructura verde de Europa que ya empieza a rodear Madrid, cuenta ya con 65 hectáreas a las que se le sumarán otras 370 hectáreas de suelo municipal que se convertirán en zonas verdes en los próximos meses.

El Ayuntamiento de Madrid ha llegado a un acuerdo con los propietarios de los terrenos del ámbito de las lagunas de Ambroz (la comisión gestora Nueva Centralidad del Este y Tolsa S.A., empresa propietaria de la mina de sepiolita donde se formaron las lagunas), para que, dentro del plan de reordenación y regeneración que van a desarrollar en esa zona situada en el noroeste de la capital, las lagunas de Ambroz queden integradas en el Bosque Metropolitano. Este acuerdo se materializará con la firma de un protocolo.

Pero no es la única novedad. El Ayuntamiento va a declarar la obra de especial interés para la ciudad con el objetivo de generar un mobiliario y elementos de ocio singulares, una fórmula que también se utilizó en Madrid Río. Así, el Bosque Metropolitano contará con un parque de aventuras en su interior, donde los niños podrán pasar de pino a pino por troncos de madera colgantes o tirarse en tirolina entre árboles, además de disfrutar de muchas más actividades en un entorno natural.

El Bosque Metropolitano es un anillo forestal de 75 kilómetros que integra zonas verdes ya existentes con otras de nueva creación. Para unir unas con otras, se crean ecoductos y ecoconectores como el de Ribera del Sena, cuyo proyecto ya está en marcha, que unirá el Bosque de los Abrazos Perdidos del Campo de las Naciones con el parque Juan Carlos I a través de un nuevo itinerario verde de 3,34 hectáreas. También está planeado el ecoconector que transcurre paralelo al muro del Cementerio de la Almudena y la carretera de O´Donnell y el primer ecoducto, una obra de ingeniería en forma de puente sobre la avenida de Daroca, para unir por el sur y por el norte la Cuña Verde de O´Donnell con el parque Roma.

Innovación verde y próximas actuaciones

Según ha destacado Mariano Fuentes, el Bosque Metropolitano representa una gran innovación y cambio de concepto en tres aspectos fundamentales. El primero es “haber sido capaces, desde el urbanismo, de pasar de las infraestructuras grises a las infraestructuras verdes y luchar así contra la desertificación que afecta al sur de la ciudad”. En segundo lugar, “contribuir al reequilibrio territorial a través de la conexión de espacios verdes, pues el bosque no solo estará integrado en los nuevos desarrollos, sino también en la ciudad consolidada”. Y, por último, “haber sido ambiciosos para pensar en un proyecto para las próximas generaciones y no para las próximas elecciones”.

El bosque cuenta ya con 18.000 hectáreas de las 35.000 que tendrá cuando finalice su ejecución, pues las zonas verdes ya existentes como la Casa de Campo, el Monte de El Pardo, el parque forestal del Valdebebas o el Juan Carlos I son parte de esta infraestructura verde y sirven de unión entre los ámbitos.

Entre las acciones que se ejecutarán de forma inmediata en suelos municipales, destacan:

  • Intervención en 3,2 hectáreas en Orcasitas, en la zona de Orcasur y el borde este de la carretera de Toledo.
  • Creación de 10,16 hectáreas de nueva zona forestal en O´Donnell sur.
  • Segunda fase del bosque en Arroyo Fresno, con 1,1 hectáreas, que se incorporan a las 3,6 hectáreas ya ejecutadas y que unen los parques de Valdeyeros y de Gabriela Mistral.
  • La actuación en Butarque sur, en una superficie de 11,6 hectáreas.
  • La reforestación del entorno de La Muñoza, al oeste del río Jarama, de 4,1 hectáreas de nuevo bosque de almendros, olivos y pinos.
  • La zona forestal de una hectárea en Valverde, al sur de la M-40, primera etapa de las actuaciones para incluir el Monte de El Pardo en el barrio de Montecarmelo.
  • Actuación en 59 hectáreas municipales en el borde del Monte de El Pardo, colindante con la finca de Patrimonio Nacional de La Quinta.
  • Creación de 33 hectáreas de nuevas zonas forestales en Las Tablas, conectadas con el Monte de Valverde y el Monte de Valdelatas.
  • Próxima aprobación del Plan Especial de Protección del Cerro Almodóvar, que permitirá actuar en 20 hectáreas del Km. 0 del Bosque Metropolitano.
  • Actuación en 31 hectáreas en el entorno de la M-12.
  • Trabajos en 110 hectáreas en el Manzanares sur, a las que se unirán, próximamente, otras 11 provenientes de la reparcelación de Los Ahijones, donde habrá un nuevo parque forestal y agrícola.
  • Y 68,38 hectáreas en el Anillo Verde de El Cañaveral, donde se van a ejecutar actuaciones de densificación.

El Bosque Metropolitano es la pieza angular del reverdecimiento de la ciudad a la que hay que sumar el resto de actuaciones de la estrategia ‘Madrid, isla de color’, que ha permitido renaturalizar ya 15 hectáreas en la ciudad consolidada, incluyendo la mejora del entorno de 11 colegios.