Logotipo 365 Smart Cities

La capital recordará a las víctimas de accidentes de tráfico con un monumento en Madrid Río

La capital recordará a las víctimas de accidentes de tráfico con un monumento instalado en Madrid Río, concretamente en el acceso peatonal mediante rampa junto a la Pasarela de Arganzuela, una obra artística que será una reproducción de la escultura instalada en otras ciudades españolas de la artista Rosa Serra Puigvert.

Según explica el director general de Patrimonio Cultural, Luis Lafuente, una forma de «sensibilizar a la población y acompañar a las víctimas» es erigir un monumento en recuerdo de las víctimas, que recuerde a todos «la necesidad de seguir colaborando» en la prevención de estos siniestros.

«Estos espacios simbolizan ese dolor acogido y proporcionan un lugar de memoria en el que poder coincidir con otras víctimas, ya que el apoyo en el otro es muy importante en el proceso de la aceptación de la nueva situación», explica el director general.

El presupuesto para la reproducción artística y colocación del monumento será de 64.740 euros (con impuestos) y el plazo de ejecución será de dos meses. El contrato se adjudicó en septiembre a Rosa Serra Puigvert al ser la escultora que tiene la autoría y derechos en exclusiva de la obra.

Una escultura de bronce

De esta forma, la ciudad tendrá una escultura de bronce con dos figuras apoyadas mutuamente y que sostienen un volante, con la finalidad de instalarla en Madrid Río, en concreto en el acceso peatonal mediante rampa junto a la Pasarela de Arganzuela.

Esta obra artística será una reproducción de la escultura instalada en otras ciudades españolas de Rosa Serra Puigvert y que se ha convertido en un símbolo de homenaje a las víctimas de accidente de tráfico.

«Es una propuesta idónea, que reúne los méritos artísticos y simbólicos suficientes para el objetivo que se pretende: honrar a las víctimas de accidente de tráfico con un monumento en la ciudad de Madrid y así dar cumplimiento al acuerdo de Pleno del Ayuntamiento», asevera Lafuente.

Familiares de víctimas reivindican la colocación de un monumento

En este sentido, familiares de víctimas de siniestros de tráfico han pedido este lunes al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que coloque un monumento en Madrid Río que han creado en recuerdo de las personas asesinadas por violencia vial.

Así se lo pidió al regidor, María José Jiménez, la madre de Iván, un chico de 15 años que murió en diciembre de 2016 cuando esperaba en una marquesina de la plaza madrileña de Neptuno arrollado por el conductor de un vehículo que sextuplicaba el límite de alcohol y drogas, que era reincidente, con decenas de antecedentes y que había robado el coche en un concesionario de Alcalá de Henares.

Familiares de diez víctimas de violencia vial a las puertas del Congreso de los Diputados tras entregar más de 650.000 firmas para solicitar un endurecimiento del Código Penal, en el Congreso de los Diputados.

Jiménez, respaldada por la asociación que representa a los afectados, explicaba que quería que dicho monumento fuera colocado antes del Día Mundial en recuerdo de las Víctimas de la Violencia Vial, que se celebra el tercer domingo de noviembre.

Además, la asociación entregó recientemente 700.000 firmas al Congreso de los Diputados para presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que se endurezca el artículo 142 del Código Penal y este tipo de siniestros no se consideren homicidios imprudentes, sino dolosos, con la consecuente aumento de las penas. Con la ILP quieren desvincularse de los partidos políticos y «evitar que hechos como estos vuelvan a pasar».

«Conducir a una velocidad extrema, con efecto de alcohol o drogas es un acto violento. Las lesiones por encima de 50-60 kilómetros por hora son casi siempre son mortales. Es un acto voluntario y doloso y como tal debería ser juzgado», solicitó.

Última hora