Logotipo 365 Smart Cities
Covid y baja de profesionales municipales

Covid y baja de profesionales municipales: 79 policías municipales, 33 Bomberos y 49 efectivos del Samur

Un total de 79 policías municipales de Madrid, 33 bomberos del Ayuntamiento y 49 efectivos del Samur-Protección Civil están de baja por coronavirus, han informado fuentes municipales.

Por tanto, a día de hoy, el 1,4 por ciento de la plantilla de 5.600 agentes tiene Covid-19, el 1,7 por ciento de la plantilla de 1.800 bomberos y el 6,7 por ciento de los sanitarios del Samur, el colectivo más expuesto. A lo largo de las últimas semanas otros profesionales han padecido la enfermedad pero ya se han recuperado y han vuelto al trabajo tras la prueba correspondiente.

Según datos remitidos por el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento esta mañana, desde el 25 de marzo al 4 de mayo en la Policía Municipal de Madrid recogieron 3.713 muestras, donde 269 las positivas por coronavirus, el 7,24 por ciento del total. En Samur recogieron 979 pruebas y dieron positivas 46, el 4,7 de las mismas. En Bomberos se recogieron 1.417 pruebas, 67 de ellas positivas, el 4,7 por ciento. En Madrid Salud hicieron 574 pruebas, dando 33 positivo, el 5,75 por ciento del total.

En Servicios Funerarios se han recogido 448 pruebas, 19 positivas, el 4,24 por ciento. En el Área de Familia se recogieron 194 pruebas y dieron positivo 11. En Mercamadrid recogieron 149 y 7 de ellas dieron positivo. Por último, en el Cuerpo de Agentes de Movilidad se recogieron 257 pruebas, 10 de ellas positivo; mientras que en Servicios Sociales se recogieron 499 pruebas y dieron positivo por coronavirus 27. Hay que tener en cuenta que para un mismo profesional ha podido haber necesitado varias pruebas.

El Ayuntamiento de Madrid comenzó el pasado 25 de marzo a hacer pruebas de coronavirus a los servicios esenciales municipales como son Policía Municipal, Samur-Protección Civil, Bomberos y Samur Social, entre otros. El personal sanitario de Madrid Salud está realizando los tests en el recinto que la Policía Municipal tiene en la Casa de Campo y se analizan posteriormente en un laboratorio acreditado por el Instituto Carlos III y ofertado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA) para la obtención de los resultados, que se conocen a las 48 horas de la toma de muestras.

Los servicios del Ayuntamiento de Madrid declarados esenciales han mantenido el 100 % de su actividad desde la entrada en vigor del estado de alarma declarado por el Gobierno. Así, al realizar los test se incide en uno de los aspectos claves para evitar la propagación del COVID-19: la detención y la posibilidad, en ese caso, de romper la cadena de transmisión al guardar cuarentena las personas que resulten portadoras del virus, destacan desde el Área de Seguridad del Consistorio matritense.

Además, señalan que junto a la Policía Nacional, el Municipal es de los pocos cuerpos policiales en los que se ha testado a todos los agentes y donde comenzaron más rápido. A algunos agentes incluso se les han practicado varias pruebas para comprobar que ya no están enfermos. Asimismo, las misma fuentes apuntan que desde el inicio de la pandemia todos ellos cuentan con mascarillas y material de protección individual.

CSIF pide más medidas de protección

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido este lunes medidas de protección de calidad y suficientes para que tanto policías como bomberos, Samur, trabajadores de Madrid Salud y el resto de empleados municipales puedan desarrollar su trabajo con todas las garantías tanto para su salud como para la de sus familias.

En el caso de los policías municipales, las medidas de protección suficientes y efectivas que reclama este sindicato «se hacen más necesarias ante las numerosas intervenciones que están llevando cabo para asegurar el cumplimiento del estado de alarma». Sin ir más lejos, este pasado fin de semana, la Policía Municipal de Madrid recibió 400 llamadas y avisos por ruidos y fiestas en domicilios y actuó en 97 pequeños botellones en todos los distritos de la capital.

Por otra parte, CSIF ha constatado «el malestar existente entre los delegados sindicales del Ayuntamiento, ya que no se ha dotado a los locales sindicales del Consistorio con geles, mascarillas y guantes, algo que habíamos pedido con insistencia ante la inminente reincorporación de los representantes tanto de CSIF como del resto de sindicatos».

También sigue reclamando test masivos y previos para todos los empleados municipales que no formaran parte de los servicios esenciales y que comienzan a reincorporarse a sus puestos. En sus alegaciones al Plan de Reincorporación al Trabajo del Consistorio, pidió que los materiales y equipamientos con los que se dote al personal municipal para su reincorporación a sus puestos de trabajo estén certificados de manera que se garantice su eficacia contra el virus.

«Han sido demasiados los casos en otros ámbitos en los que se ha constatado que una falta de previsión e improvisación ha llevado a que se produzcan contagios al no contar con materiales necesarios o ser estos defectuosos», denuncian en un comunicado.

Otra cuestión que abordan estas alegaciones es, dada la priorización del mantenimiento del trabajo no presencial que establece el Plan, la reducción del tiempo presencial al mínimo imprescindible y el resto de medidas que tienden a evitar en la medida de los posible el contacto entre trabajadores.

«Nos parece preciso que en aquellos casos en que se requiera la presencia del personal a su cargo, el titular del centro directivo o persona en quien delegue, motive por escrito las razones por las que el personal se deba reincorporar y explique las tareas concretas que desarrollará y que requieren su presencia en el centro de trabajo», indica el sindicato.

Agencias

Última hora