Logotipo 365 Smart Cities

La C-9 de Cercanías entre Cercedilla y Cotos cierra a partir del 6 de mayo

La Línea C-9 de la red de Cercanías de Madrid que conecta Cercedilla y Cotos cerrará desde el próximo 6 de mayo por las obras para su renovación integral y el servicio se prestará por carretera con autobuses gratuitos durante el tiempo de duración de los trabajos, que está previsto que se prolonguen durante casi un año.

De este modo, los trenes de esta línea harán su último trayecto con viajeros el domingo 5 de mayo, antes de su cierre por aproximadamente un año por la renovación integral de la infraestructura por parte de Adif y de las estaciones, de lo que se ocupará Renfe.

Para garantizar la movilidad de los viajeros, Renfe ha activado un plan alternativo de transporte por carretera durante el tiempo que duren estas obras y que realizará las mismas paradas que el tren, ha indicado en un comunicado el operador ferroviario.

Un servicio que podrán utilizar los portadores de un título de transporte válido para viajar en la zona C2, así como los poseedores del abono recurrente, siempre que se haya reservado plaza previamente.

Así, los viajeros que deseen hacer el trayecto entre Cercedilla y Cotos, con parada en el Puerto de Navacerrada, tendrán a su disposición un servicio especial de autobuses que hará cinco idas y cinco vueltas cada día. El primer autobús partirá diariamente de la estación de Cercedilla a las 9:35 horas y el último saldrá de la de Cotos a las 18:45 horas.

Nuevos trenes alpinos

Cuando se reabra la C-9, en un plazo estimado de un año, lo hará con nuevos trenes. En concreto, seis unidades alpinas que ya está construyendo CAF y que están compuestas por dos coches, disponen de los últimos avances tecnológicos y de accesibilidad y confort a bordo, además de una zona para bicicletas y suficiente espacio para mochilas y esquíes.

La llegada de estos nuevos trenes permitirá aumentar las frecuencias de la línea e incrementar el número de viajeros por trayecto, al disponer de mayor capacidad.

El pasado mes de julio, Renfe celebró el centenario de la puesta en funcionamiento de la línea Cercedilla-Cotos, un servicio que siempre ha destacado por su carácter turístico y de ocio.

La línea, ubicada en la Sierra de Guadarrama, tiene una longitud de poco más de 18 kilómetros y un desnivel de 719 metros, al partir de los 1.100 metros de altitud en Cercedilla y llegar a los 1.819 del Puerto de Cotos. Destaca, principalmente, por acercar a senderistas y esquiadores desde Cercedilla hasta el Puerto de Navacerrada y Cotos.

El 12 de julio de 1923 a las 18:00 horas tuvo lugar la inauguración del Tren de Montaña de Guadarrama. Tras diferentes cambios de trenes, los últimos en llegar fueron los 442, que se introdujeron en la línea entre 1972 y 1975. Los nuevos trenes alpinos fabricados por CAF sustituirán a estas unidades.

Última hora