Pastelería Lyon

Los dulces más vendidos por el día de Todos los Santos

| 27/10/2020 12:30 | Actualizado: 29/10/2020 16:44

Este año, las cerca de 600 pastelerías presentes en la Comunidad de Madrid esperan vender más de 400.000 kilos de dulces tradicionales de la festividad de Todos los Santos como buñuelos, huesos de santo, empiñonados y almendrados, según las previsiones de la Asociación de Empresarios Artesanos del Sector de Pastelería de Madrid (Asempas).

Los más demandados

Durante estas fechas, las previsiones indican que el dulce más demandado por los madrileños serán los buñuelos de viento, y se consumirán alrededor de 265.000 kilos. Además, las pastelerías esperan vender unos 66.300 kilos de huesos de santo y cerca de 6.900 kilos de empiñonados y almendrados y 6.900 kilos de productos de Halloween.

Halloween-Sweets
Galletas de Halloween

Desde Asempas, recuerdan que los valores de calidad que defiende la Asociación vienen contemplados en la creación del ‘Sello Artesano de Calidad’ nacido en el año 2018. Gracias a este identificativo, se busca apoyar a las pastelerías de Madrid que elaboran sus productos de forma artesana y tradicional.

Buñuelos de viento

Los buñuelos de viento, por volumen de venta, se posicionan como el dulce más vendidos por estas fechas. Son unas bolas de masa elaborada con harina de trigo, manteca y huevos que resulta ser frita en aceite caliente. Como curiosidad, decir que reciben el apelativo «de viento», debido a que, tras freír la masa, esta puede llegar a doblar su volumen.

En el siglo X, los judíos sefardíes ya elaboran este dulce para celebrar la festividad de Janucá. La introducción de los buñuelos a la celebración de Todos los Santos, se debe a la tradición cristiana posterior.

Buñuelos de viento
Buñuelos de viento

Con el paso del tiempo, en ciudades como Madrid, han llegado a convertirse en uno de los dulces más demandados durante los meses de otoño. Además, para los más golosos, los buñuelos de viento pueden encontrarse también rellenos de crema o chocolate, entre otros.

Huesos de santo

La elaboración de los huesos de santo se remonta a comienzos del siglo XVII. Y algunos expertos consideran que, posiblemente, su origen se encuentre en Valencia.​ Se elaboran principalmente para la celebración del día de Todos los Santos y Difuntos, coincidiendo con la recolección de la almendra.

Estos dulces, elaborados a base de mazapán —pasta de almendras—, suelen ir rellenos de dulce de yema. Reciben el nombre de «huesos» debido a su apariencia, semejante a la de un hueso con su tuétano.

Huesos de santo
Huesos de santo

​Junto a los buñuelos de viento, son uno de los imprescindibles en las las pastelerías para la celebración de las fechas cercanas al Día de Todos los Santos.

Redacción