Logotipo 365 Smart Cities
Feria de San Isidro

La Feria de San Isidro se suspende por primera vez desde 1947 y supone la pérdida de más de 470 millones

La Feria de San Isidro se ha celebrado ininterrumpidamente desde hace 73 años, cuando el 15 de mayo de 1947 ejecutaba su primea corrida con ese concepto de Feria limitada a la fiesta principal de la ciudad.

Desde entonces ha ido forjando una reputación que la ha colocado como la feria más importante de España, a la que cada año asisten los mejores toreros y miles de turistas de todo el mundo.

La pandemia del coronavirus ha acabado con la tradición por razones sanitarias y ese cierre ha supuesto una importante pérdida económica para Madrid. La Feria de San Isidro genera 700 empleos diarios en la plaza y 74 millones de ingresos directos. Adicionalmente, se calcula que unos 400 millones de ingresos indirectos se derivan de servicios de hostelería y restauración, ya que atrae a turistas intencionales pero también a mucho turismo nacional, que acude a la ciudad para ver el espectáculo taurino.

Las medidas contempladas por el Gobierno, que señalan que deberán existir nueve metros cuadrados por espectador en las plazas de toros hace inviable la celebración de nuevas ferias en un futuro cercano, ya que la Plaza de Toros de Las Ventas tiene un aforo de 23.500 espectadores, y siguiendo esa normativa, solo podrían asistir 1.004 personas.

Los empresarios del sector se quejan de que estas medidas significarán el fin de las Ferias taurinas, a pesar de que se celebran al aire libre y que otros espectáculos, se les permite el 30% del aforo.

 

 

Última hora