jardín de las delicias

El jardín de las delicias: una mirada a la obra maestra de El Bosco

| 07/10/2021 07:30

Desde este jueves 7 de octubre, y hasta el 27 de febrero, la Nave 16 de Matadero acogerá la exposición colectiva ‘El jardín de las delicias’, un recorrido a través de las obras de la Colección SOLO. Una exposición en la que participan una quincena de artistas internacionales e invita a volver a la obra maestra de El Bosco desde la creación contemporánea.

Por su parte, la delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha destacado que “el rigor y el interés de estas nuevas producciones han permitido una fructífera colaboración con Matadero en su apuesta por la creación más experimental y la digital”, así, ha destacado que esta propuesta, desde diferentes lenguajes creativos actuales, “nos ofrece la perspectiva única de cada uno de los artistas presentes, pero también renueva la fascinación de una de las obras maestras del Museo del Prado”.

Las casi 20 obras que componen la muestra conforman una nueva mirada desde el presente a la obra maestra del siglo XVI. En este sentido, la exposición propone al espectador una reflexión vinculada a los valores universales que la pintura original, que se encuentra en el Museo del Prado, ha mantenido a lo largo de la historia y lo hace a través de medios como la inteligencia artificial, el arte sonoro, la animación digital, la pintura, la escultura o la instalación.

El Jardín de las Delicias – El Bosco

Del arte sonoro a la inteligencia artificial

Una composición sonora sobre celuloide introducirá al espectador en El jardín. Se trata de una obra del artista jienense Enrique del Castillo que, sobre una instalación de lectores ópticos y celuloide, recupera extractos sonoros de Josquin Despriez y Adrian Willaert, compositores coetáneos a El Bosco.

La instalación dará paso a una interpretación de El jardín de las delicias creada gracias a la inteligencia artificial por Mario Klingemann, artista alemán referente mundial en este tipo de creaciones artísticas. La obra The Garden of Ephemeral Details juega en directo con la percepción y la memoria del espectador en ‘Una invitación para los sentidos’, primera de las etapas de la muestra.

En este ámbito se sitúa también la instalación inmersiva site specific que ha creado para la muestra La Fura del Baus-Carlus Padrissa.

La escultura y la pintura de los artistas Lusesita y Dave Cooper componen, a continuación, Deliciosa Tentación, un espacio dedicado a las obras que se despojan del moralismo satírico de la obra original y nos llevan a un paraíso exento de culpa. Las creaciones en formato gif del serbio Sholim y la animación digital del colectivo Cool 3D World sitúan al espectador en el punto de enlace entre las corrientes surrealistas y el tríptico de El Bosco.

Collages y videojuegos

El artista chino Miao Xiaochun firma una instalación de video en el espacio dedicado a los microcosmos y utopías que emergen desde El jardín de las delicias. Filip Custic, artífice del ecosistema visual de la cantante Rosalía, presenta un jardín en videoinstalación que retrata la historia de la humanidad y se pregunta sobre nuestro destino. Mientras, la obra en collage de Dustin Yellin y la pintura inspirada en la estética arcade de Dan Hernández completarán esta parte del recorrido.

Lo hacen junto a la obra de la norteamericana Cassie McQuater, una apuesta por el formato de videojuego de los años 90 para evocar las expresiones del tríptico.

Nuevas historias y personajes se cuelan en un jardín contemporáneo y lo repueblan en las creaciones de Davor Gromilovic y del artista taiwanés residente en Nueva York, Mu Pan, cuya obra ofrece su retrospectiva vital inspirada en la obra original.

Finalmente, la exposición se complementará con una publicación editada por la Colección SOLO en la que se abordarán las obras que componen la muestra y su contexto en el arte contemporáneo y en relación con la pieza original.