Madrileño de adopción y sevillano de cuna, Miguel Álvarez es el fotógrafo de moda en los conciertos de hoy en día.