Pozuelo aglomeraciones

Pozuelo suspende por segundo año consecutivo las fiestas patronales

| 29/7/2021 12:28

Con motivo de la pandemia que estamos atravesando, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha decidido no celebrar las fiestas en honor a Nuestra Señora de la Consolación Coronada que tendrían lugar el próximo mes de septiembre para evitar aglomeraciones de personas y, por tanto, la propagación del virus durante los festejos.

El aumento de los contagios en el municipio de Pozuelo y en todo el país en las últimas semanas se ha visto intensificado, por lo que la alcaldesa del municipio ha decidido tomar esta decisión ya que, de lo contrario, «se estaría produciendo una grave negligencia que podría tener graves consecuencias para los vecinos».

«Es lo más sensato»

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha anunciado este jueves la decisión de no celebrar ni conciertos, ni festejos taurinos, ni ninguna otra actividad. Al igual que el año pasado, sólo tendrán lugar los actos religiosos en la parroquia de la Asunción Nuestra Señora y con todas las medidas de seguridad a las que ya estamos acostumbrados.

La alcaldesa ha vuelto a agradecer a los vecinos su comprensión y colaboración en estos meses tan difíciles. Además, ha querido enviarles palabras de aliento: «hay que aceptar las cosas como vienen y esperemos que, más pronto que tarde, podamos superar esta crisis», a la vez que ha pedido a los vecinos «un último esfuerzo cumpliendo escrupulosamente las normas para acabar con el virus».

La regidora ha indicado que la salud de las personas es lo primero y que esta es la decisión más acertada en estos momentos por el bien de todos. Finalmente, Quislant ha hecho un llamamiento a los vecinos para que pidan a la Virgen que se solucione todo lo antes posible: «La salud de nuestros vecinos es nuestra máxima prioridad y, por tanto, hemos tomado la decisión de no celebrar las fiestas tampoco este año». «A Nuestra Señora de la Consolación Coronada nos encomendaremos, una vez más, para pedirle salud para todos y que retomemos la normalidad lo antes posible, porque volverá, y con ella volverán también nuestros días de fiesta y tradición».