Logotipo 365 Smart Cities

Mercedes Martel

Mercedes Martel: «Los madrileños queremos la tierra, pero sin sentido de propiedad»

«Madrid Q&A» es una indagación, en forma de cuestionario, sobre la relación personal de vecinos o visitantes de Madrid con la ciudad. Y, quien dice la ciudad, dice del Xanadú al pico de Peñalara: que Madrid, ya lo sabemos, no es tanto un callejero como un estado mental.

Presentar un telediario es parecido a negociar un alto el fuego. O a atender al pasaje de un avión con una sonrisa, y sin detalles innecesarios sobre quién sigue vivo y quién no en la cabina de mando. Ser capaz de reducir el pánico a una chispa perdida en la pupila, mientras el rostro entero irradia calidez, dulzura, control imperturbable. Un arte que ella ha logrado dominar con maestría inigualable: más de dos décadas ante las cámaras dejan mucha salida airosa, mucha comunicación de calidad y poco, por no decir ningún paso en falso. No sabemos de dónde brota ese temple; desde luego, no de la frialdad de espíritu. En privado es sensible, impetuosa; también comprometida, desde su asociación Cadena de Favores. Rasgos que aseguran que su huella periodística continuará, fuera de plano, en mil formas distintas.

1.¿Cuándo le dan a uno el carnet de madrileño?

No somos de carnet. Pero, si hay que darlo, yo lo haría cuando te has tomado un bocata de calamares en El Brillante o has visitado la Cuesta de Moyano.

2. ¿Qué es lo mejor de un gato? ¿Y lo peor?

El desapego y el desapego. Nos hace más libres, pero menos entregados.

Me explico: el no tener ancestros muy lejanos nos ha hecho sentir menos la tierra y eso, en mi opinión, es bueno. La queremos sin sentido de propiedad.

También somos despegados con los vecinos. Eso nos proporciona más libertad aunque, a la vez, nos quita dedicación a las relaciones humanas.

3. ¿Dónde queda el ascensor para ir de Madrid al cielo?

¡Hay muchos! En el Prado, el Teatro Real, el Circulo de Bellas Artes, el Retiro, en un atardecer del Parque del Oeste… No terminaría.

Círculo de Bellas Artes

4. ¿Cuál es el último amanecer que ha visto o, en su defecto, el que no olvidará nunca?

En la Plaza de Oriente, entre la Catedral y el Palacio Real. Pero todos me maravillan. Cada mañana. Vivo en un ático y los colores del despertar son siempre un espectáculo.

5. ¿Una alcoba en el centro, o un palacio en las afueras?

Si pudiera, los dos. Si tengo que elegir, una alcoba con vistas a la Plaza de Oriente.

6. Desmiéntame un tópico sobre Madrid o los madrileños.

Lo de que somos chulos. Creo que la historia nos hizo grandes, pero ahora nos ha bajado mucho los humos. Hombre, algo quedará del pichi, pero no es lo habitual.

7. Ahora, confírmeme otro.

La impuntualidad. Es más, cuando quedo con gente de fuera, son ellos siempre los puntuales, incluso si no conocen bien la ciudad.

8. ¿Cuál es el mejor momento del año para degustar Madrid?

Otoño. Comienza el curso, llega el fresco y cambian los colores. La primavera ya no es lo que era en Madrid. También es muy bonita, pero se va rápido y no da tiempo a disfrutar de ella. Eso sí, la Rosaleda del Retiro en primavera es una delicatessen.

9. ¿En qué rincón de la ciudad se cita con la nostalgia?

Hay muchos. Pero si tengo que elegir, me quedo con el Jardín del Capricho.

10. ¿Para qué sirve una olimpiada?

Para ponerse de moda y hacer más rica la ciudad.

11. ¿Qué le enamora más… de Barcelona?

Aunque he estado pocas veces, me parece maravillosa. Su arquitectura, su arte, su comida, su gente, su playa, su luz…

12. ¿Quién es Madrid hecho carne?

Vivos, diría que Carmen Maura, Andrés Aberasturi o Plácido Domingo. Entre los que ya no están: Quevedo, Ortega y Gasset, Antonio Vega o Gloria Fuertes.

13. ¿De qué piezas consta su día diez en Madrid?

Trabajar lo justo, ir al cine en la plaza de los Cubos, dar un paseo por el Retiro o Campo del Moro, y disfrutar de un rato en el Prado. Si lo remato con unas tapas y un vino llegamos al doce.

El Campo del Moro.

14. ¿Cuál es el himno no oficial de Madrid?

‘Pongamos que hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina.

15. ¿Qué vista de Madrid le hace olvidar el mar?

La de la sierra. Me conformo con cualquier parque.

16. ¿Callos o sushi? Y, ya que estamos, ¿Lucio o DiverXo?

Le doy a todo en Madrid si está rico. Pero soy más de Lucio.

17. ¿Cuál es su rasgo más inequívoco de madrileñismo?

Supongo que el acento y, aunque la quiera, mi desapego por la tierra.

18. ¿A quién le alfombraría de claveles la Gran Vía?

A Antonio López

19. ¿Hay vida más allá de la M-30?

Mucha. Y dentro, bastante por exprimir.

20. ¿Cuál es el secreto mejor guardado de su Madrid?

Hay un Madrid en azoteas, mercados, clubes al que sólo van unos pocos y que hay que “socializar” mucho para acceder. Hay otro Madrid escondido también como la Capilla del Obispo, el Panteón de los Hombres Ilustres o el Monasterio de la Encarnación. Restaurantes, librerías e iglesias son templos escondidos también para muchos. ¡Sobreviven a pesar de su falta de fieles! Madrid es una fuente inagotable de joyas muy bien guardadas.

21. ¿Y su último descubrimiento en la capital?

El Café del Jardín del Museo de Romanticismo.

Café del Jardín del Museo de Romanticismo

22. ¿Qué vez se dejó el corazón en Madrid, como Chavela?

Los años que viví fuera de la ciudad. Pero como pasa con las buenas parejas, la distancia me ha hecho quererla y valorarla más.

23. Lugar de Madrid en que ha sido más feliz.

Me cuesta mucho elegir uno. Diría el Círculo de Bellas Artes o la Plaza de los Cubos, por ejemplo.

24. Mejor lugar para aprender algo de un hijo.

Entre los reyes visigodos y la estatua ecuestre de Felipe IV. Aunque ellos no miren es una de las mejores “aulas”.

25. Si se pierde, ¿dónde la encontramos?

Paseando por Madrid, seguro. Depende del momento, cambio de lugar favorito. Ahora estoy loca con la zona del Palacio de Oriente, el Campo del Moro y Parque del Oeste.

Mercedes Martel

Mercedes Martel es periodista, presentadora del Canal 24 horas desde 1997 y ahora directora de Relaciones con los Medios de RTVE.