Logotipo 365 Smart Cities

Juan Francisco Polo

Francisco Polo: «Cuando la situación aprieta, Madrid sabe ser heroica y resistir»

«Madrid Q&A» es una indagación, en forma de cuestionario, sobre la relación personal de vecinos o visitantes de Madrid con la ciudad. Y, quien dice la ciudad, dice del Xanadú al pico de Peñalara: que Madrid, ya lo sabemos, no es tanto un callejero como un estado mental.

 1. ¿Cuándo le dan a uno el carnet de madrileño?

A mí me lo dieron nada más nacer, pues soy madrileño de nacimiento e hijo de madrileños, como muchos de los chavales que salen en mi novela. No obstante, en Madrid somos de pocos carnets y se lo repartimos a cualquiera que le guste la ciudad.

2. ¿Qué es lo mejor de un gato? ¿Y lo peor?

De un gato madrileño creo que lo mejor es que le gusta brujulear por las calles a ver que encuentra. Lo peor, no sé, nunca sabes si sube o baja, no se le ve llegar y a veces te salta encima

3. ¿Dónde queda el ascensor para ir de Madrid al cielo?

No es un ascensor, es una escalera. La del Metro que en cualquier estación te saca a la superficie para ver ese cielo que inmortalizó Velázquez

4. ¿Cuál es el último amanecer que ha visto o, en su defecto, el que no olvidará nunca?

Amaneceres veo a diario, pues madrugo y me voy a correr antes de que claree. Pero, de los inolvidables, uno cuando era muy joven, tras una noche interminable. Acabamos en Las Vistillas, que es el balcón que asoma Madrid al mundo.

5. ¿Una alcoba en el centro, o un palacio en las afueras?

Soy más de alcobas que de palacios. Y más del centro que de las afueras.

6. Desmiéntame un tópico sobre Madrid o los madrileños.

Todos los tópicos esconden algo de verdad. Creo que nos retratan bien. Lo que nunca he acabado de estar de acuerdo es que en Madrid no hay madrileños de nacimiento. No responde a la verdad. Somos millones los que hemos nacido aquí, amamos la ciudad y nuestra forma de ser.

7. Ahora, confírmeme otro.

Uno del que me siento muy orgulloso. Todo el mundo es bienvenido a Madrid. Ya sean de otras partes de España o del extranjero. En cuanto pisan la ciudad, ya son de aquí. Y no les motejamos…. Bueno, sólo a los “guiris”, pero es cariñoso.

8. ¿Cuál es el mejor momento del año para degustar Madrid?

Siempre me gustó el otoño. Soy muy andarín y me he pateado la ciudad de arriba abajo. Me encanta pasear sobre esa alfombra que dejan las hojas de los árboles al caer, en un día grisáceo y lluvioso. Y Madrid es la ciudad con más árboles del mundo.

9. ¿En qué rincón de la ciudad se cita con la nostalgia?

Quizás mi barrio. La esquina entre General Lacy y Ancora, la calle Bustamante. Mi antiguo colegio. Siempre que puedo vuelvo para recrearme.

10. ¿Para qué sirve una olimpiada?

Es la cumbre del deporte. Sirve para muchas cosas. Para el espectáculo, para batir récords, para descubrir héroes, para poner en el mapa una ciudad, para mejorar sus infraestructuras. Madrid se lo merece

11. ¿Qué le enamora más… de Barcelona?

Casi todo. Sus calles, sus restaurantes y su mar. El parque del Tibidabo me parece una preciosidad. Desde muy joven he ido con frecuencia a Barcelona y me he sentido en mi casa.

12. ¿Quién es Madrid hecho carne?

Tiene que tener un punto canalla y noctívago. Sabina lo encarnó en su momento, al igual que Manolo Tena. Pero también Angel, el tabernero de mi calle, que en lugar de boquerones te daba “tiburones”, o Manolín, el último organillero, ya difunto, que era de mi barrio y amigo de mi familia. Y otro muy madrileño es Alfredo, el tejano dueño de la hamburguesería Alfredo´s.

13. ¿De qué piezas consta su día diez en Madrid?

Me gusta correr antes de desayunar en un bar con mi mujer. Luego un paseo largo por el centro, con la visita a alguna exposición, rematado con unas cañas por la plaza de Santa Ana. Un cocido para comer, seguido de un Madrid-Atleti en mi Bernabéu. Al acabar, regreso a casa para recuperarme. Ya no tengo tanta gasolina.

Estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid

14. ¿Cuál es el himno no oficial de Madrid?

El “Madrid”, el chotis de Agustín Lara, que, y esto es muy madrileño, jamás visitó Madrid.

15. ¿Qué vista de Madrid le hace olvidar el mar?

La Casa de Campo, vista desde Las Vistillas. Impresiona.

16. ¿Callos o sushi? Y, ya que estamos, ¿Lucio o DiverXo?

Callos, sin duda, con pan para mojar y un buen vino. A Lucio he ido muchas veces y me encanta. No conozco DiverXo

17. ¿Cuál es su rasgo más inequívoco de madrileñismo?

No dar importancia a las cosas, no creérselas demasiado. Madrid ha visto mucho y de todo. Por eso, sabe que todo queda en casi nada. Pero cuando la situación aprieta, Madrid sabe ser heroica y resistir. Pasó en la guerra de la Independencia y en nuestra guerra.

18. ¿A quién le alfombraría de claveles la Gran Vía?

A Amelia, mi mujer, que es la chica de mis sueños.

19. ¿Hay vida más allá de la M-30?

A borbotones. También me crié en Carabanchel Bajo. Lo conozco muy bien y me gusta mucho. Aquellos descampados y chabolas dieron paso a los nuevos barrios de ahora.

20. ¿Cuál es el secreto mejor guardado de su Madrid?

Más que un secreto es una enorme pérdida. Mi colegio, el Menéndez Pelayo, de la calle Batalla de Brunete, desapareció para ser ocupado por un supermercado.

21. ¿Y su último descubrimiento en la capital?

Es lo bueno de Madrid, la ciudad siempre te da sorpresas. Me gustan los muebles viejos. En el Rastro descubrí “The Point”, donde restauran muebles viejos que convierten en pequeñas obras de arte.

The Point (El Rastro, Madrid).

22. ¿Qué vez se dejó el corazón en Madrid, como Chavela?

Hace años, la vez que me fui a trabajar a Estados Unidos. Dejé a la que entonces era mi mujer y mis dos hijos, entonces pequeños, en Madrid por unos seis meses hasta que ellos se vinieron conmigo. Se me hizo muy largo.

23. Lugar de Madrid en que ha sido más feliz

He tenido suerte en la vida y de todos los sitios donde he vivido tengo un gran recuerdo. Por decir alguno, y por lo que representa la infancia, mi vida en el barrio cuando era un chaval.

24. Mejor lugar para aprender algo de un hijo

Supongo que la cocina de casa a la hora de comer o de cenar. Es el mejor momento para hablar con los hijos.

25. Si se pierde, ¿dónde la encontramos?

No me suelo perder porque me oriento muy bien, sobre todo en Madrid, que me lo conozco mucho. Pero, me encontrarías en el salón de mi casa.

Juan Francisco Polo

Francisco Polo es director de Comunicación de Ferrovial y autor del libro “Unas cuantas calles”, en la que narra la historia de un barrio de Madrid.