autobuses nocturnos madrid

Nueva red de autobuses nocturnos en Madrid: frecuencias de 15 minutos y una línea circular

| 30/11/2023 08:00 | Actualizado: 30/11/2023 10:46

La nueva red de autobuses nocturnos llega a Madrid con frecuencias de 15 minutos, una línea circular y más flota, hasta alcanzar los 205 ‘búhos’, en el marco del compromiso electoral del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

A partir de esta semana, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid va a llevar a cabo una importante reestructuración de la red nocturna de autobuses municipales, que trae consigo tres grandes hitos.

Estos son la reducción de la frecuencia de paso a 15 minutos con una mayor dotación de autobuses en fines de semana (a partir del 1 de diciembre) y la creación una nueva línea circular nocturna. Además, se va a ampliar el recorrido de ocho líneas de «búhos».

Desde este viernes, EMT reforzará la dotación de autobuses durante los fines de semana, pasando de los 148 autobuses que circulan actualmente a 205, es decir, casi un 39% más de flota.

Con esta asignación, EMT cumple con el objetivo de que el intervalo de paso de toda su red de líneas en fines de semana se sitúe en 15 minutos. Hasta ahora, el 57% de las líneas nocturnas madrileñas tiene una frecuencia de paso programada en 20 minutos, el 35% en 15 minutos, y dos líneas -la N27 y la N28- tienen un intervalo de paso de 35 minutos.

Así será la nueva línea circular

La nueva línea circular nocturna tiene un recorrido muy similar a las circulares diurnas C1 y C2. Presenta una variación respecto a las mismas: la cabecera sur se situará en Atocha en lugar de la tradicional cabecera en Embajadores. La segunda cabecera seguirá ubicándose en Cuatro Caminos.

Una de las características de este «búho» es que conectará con todas las líneas nocturnas. En total, la longitud de la circular nocturna será de 35.910 metros: 8.136 en sentido 1 del equivalente a la C1 diurna y de 9.684 en sentido 2.

Por su parte, al cubrir el recorrido de la C2 diurna alcanzará los 9.999 metros en sentido 1 y 8.091 en sentido 2. La frecuencia de paso establecida para la circular nocturna es de 35 minutos en días laborables y de 15 minutos los fines de semana.

Ocho líneas prolongarán su recorrido

Esta actuación de EMT sobre la red nocturna de autobuses también supone que un total de 8 líneas de «búhos» van a adaptar y prolongar sus itinerarios.

Las ocho líneas con un recorrido mejorado y reforzado son la N3 (Cibeles-Canillas), N4 (Cibeles-Barajas), N8 (Cibeles-Valdebernardo), N11 (Cibeles-Madrid Sur), N15 (Cibeles-Orcasur), N18 (Cibeles-Aluche), N22 (Cibeles-Barrio del Pilar), N28 (Moncloa-Aravaca).

La implantación del servicio nocturno en Madrid tuvo lugar el 1 de octubre de 1974 con el fin de dar cobertura a las necesidades de muchos usuarios obligados a desplazarse de madrugada por motivos laborales, y también otros muchos movidos por el ocio nocturno.

La red nació bajo el término de ‘Circuito Nocturno’, que estaba compuesto, en sus inicios, por un total de 11 líneas desde puntos neurálgicos de Madrid -Callao, Sol y Cibeles- hasta zonas periféricas que habían crecido considerablemente como Canillejas, Hortaleza, Vallecas pueblo, San Cristóbal de los Ángeles o Fuencarral, entre otras.

Actualmente, Madrid cuenta con un dispositivo de autobuses nocturnos integrado por 28 líneas, a las que se sumarán desde ahora las circulares NC1 y NC2. Es la ciudad española con más número de rutas nocturnas, seguida de Valencia, con 23, y Barcelona, con 20.

El pasado año la red nocturna madrileña transportó la cifra de 4.865.257 viajeros y acumuló un total de 451.558 kilómetros en todo el año, siendo las líneas más fuertes de la red la N21 (Cibeles-Lacoma), la N5 (Cibeles-Ciudad Pegaso) y la N18 (Cibeles-Aluche).