Madrid C-LM y CyL

Madrid, CyL y CLM compartirán datos de rastreo y tomarán decisiones conjuntas frente al Covid

| 08/9/2020 07:55

La Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León han establecido una estrategia común frente al coronavirus, que se basa en compartir datos en materia sanitaria, tales como estudios de seroprevalencia y de rastreo para analizar la movilidad entre las tres regiones, además de mantener reuniones periódicas con el compromiso de alcanzar decisiones conjuntas.

Así lo han acordado, y desgranado posteriormente en una comparecencia pública, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Un esfuerzo conjunto

En la reunión mantenida ayer, que tuvo lugar en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, las tres comunidades limítrofes mostraron su disposición a «hacer un esfuerzo conjunto y solidario», y establecer una estrategia en la toma de decisiones para luchar contra el coronavirus.

A través de un comunicado conjunto, han precisado que mantendrán próximas reuniones, junto con los consejeros, en Castilla y León y Castilla-La Mancha en materia de Transporte, Empleo y Economía así como que continuarán a través de grupos de trabajo la coordinación para que las normativas serológicas anticovid vayan coordinadas. En este sentido, han acordado que se organizarán encuentros, a través de las nuevas tecnologías, entre responsables Covid de los centros educativos, para compartir experiencias. También habrá este trasvase de información en otros ámbitos.

De este modo, han establecido que facilitarán el intercambio de prácticas para los alumnos de FP entre empresas de las tres autonomías, ya que el virus «ha perjudicado la celebración» de las mismas.

Además, se han comprometido a compartir datos, estudios de seroprevalencia y de rastreo. En especial para analizar la movilidad entre las tres regiones y a realizar sistemas de evaluación diaria e intercambio de información sobre la evolución de la epidemia. «No puede ser una barrera administrativa la frontera», ha subrayado la presidenta madrileña, al comienzo de su intervención. Asimismo, ha remarcado que esta cita ha sido «un nuevo paso en la lucha por la pandemia«.

Compartir soluciones

En este sentido, ha subrayado que las tres regiones comparten «problemas muy similares» y ven «muchas de las soluciones de manera muy parecida». Para la presidenta, este espíritu de colaboración entre tres autonomías «hermanas», que comparten once millones de españoles, es lo que les ha llevado a alcanzar «un nuevo paso» en la lucha contra la epidemia.

«Seguiremos en permanente coordinación entre nosotros para que todas las administraciones seamos eficaces». También ha añadido que pretende darse «una respuesta certera en un momento de tanta incertidumbre, para dar pasos hacia adelante para no volver nunca más a ningún confinamiento y para que pronto España se recupere», ha trasladado.

Un acuerdo imprescindible

Por su parte, García-Page ha remarcado la importancia «simbólica» que tiene la reunión. «Esto que podría parecer algo excepcional, ni lo debería de ser, ni lo es. Al menos no lo es para los presentes», ha apuntado. Además, Page ha puesto el foco en que comparten «una conciencia compartida» de país así como de considerar el Estado de las autonomías «como parte de la solución» a los problemas del país.

«Madrid es la capital de España y, evidentemente, eso condiciona e irradia todo, lo positivo y, también, a veces, recibe lo negativo como lo transmite. Es a todos los efectos el centro del país y Castilla-La Mancha y Castilla y León formamos parte de ese área centro, que significa compartir muchas cosas», ha subrayado.

Para García-Page, la estrategia conjunta y compartir decisiones «no solo es conveniente sino que es inevitable e imprescindible» tanto por gesto político como por que regiones que comparten los mismos intereses están mostrando «una voluntad de cooperación que no es baladí en un país al que le gusta muchas veces presumir de conflictos territoriales».

Coordinación y unidad

Por último, Mañueco ha celebrado este refuerzo de «la eficacia en las medidas» en las que trabajan. «Coordinación y unidad de acción es algo fundamental. Esa es la receta para que las estrategias den los mejores resultados», ha apuntado.

Para el presidente castellanoleonés, con esta estrategia, se está «dando una respuesta común ante una amenaza común«. «En la lucha contra este virus no hay colores políticos, tampoco hay lugar para las disputas, y así lo hemos puesto de manifiesto esta tarde». En este sentido, afirma que solo puede haber disposición para tomar decisiones y «colaborar», ha remarcado.

Mañueco ha manifestado que «ser vecinos es desde luego sinónimo de colaboración permanente». A su parecer, si algo ha demostrado el coronavirus es la dependencia de los unos con los otros así como que «unidos somos más fuertes».

Agencias