Parque Norte

Madrid cerrará parques y jardines en horario nocturno, y piscinas a partir del 1 de septiembre

| 27/8/2020 13:44 | Actualizado: 27/8/2020 18:04

La ciudad de Madrid cerrará desde las 10 de la noche y hasta las 6 de la mañana los más de 3.000 parques y jardines de toda la capital a partir del 1 de septiembre, una medida para evitar más propagaciones del coronavirus ante los nuevos repuntes en la región.

Así lo ha indicado el alcalde y la vicealcadesa de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís en la rueda de prensa de este mediodía tras la Junta de Gobierno. Almeida ha indicado que el Ayuntamiento cerrará los espacios y se actuará informando también controlando estas zonas verdes no valladas a través de la Policía Municipal.

El objetivo es evitar concentraciones, aglomeraciones de personas y botellones. «Todos sabemos que las hay y se producen contagios», ha apuntado Villacís, a quien le gustaría no tener que cerrar los parque y jardines, pero tienen que actuar por «responsabilidad».

El primer edil ha apelado a los ciudadanos para que se logre cumplir estas medidas, ya que reconoce que «es muy difícil por no decir imposible» controlar que no haya gente en espacios verdes tan largos y diáfanos como Madrid Río, por ejemplo, y en tantos y tantos parques pequeños de los distritos. «Nos comprometemos a establecer todos los medios pero sin la ejemplaridad de los madrileños va a ser muy complicado«, ha insistido.

Cierre de piscinas

La tercera de las medidas anunciadas por el Consistorio es el adelanto del cierre de las piscinas de verano de Madrid al 1 de septiembre. El cierre de estas instalaciones estaba previsto para el próximo día 15 de septiembre.

«Es verdad que las piscinas son ejemplos de buena gestión, no se han producido focos y el protocolo está funcionando pero la situación no ha sido la misma. Pero hay que adelantarse al virus», apunta la vicealcaldesa.

En un primer momento, el Ayuntamiento anunció que las piscinas municipales al aire libre abrirán entre el 1 de julio y el 15 de septiembre, con unas condiciones muy determinadas de aforo, para ofrecer la máxima seguridad posible y ofreciendo dos turnos de asistencia. Los horarios ofertados estaban divididos en dos turnos: mañanas de 10 a 14:30 horas, y tardes de 16:30  a 21:00 horas. Esta división permitía dejar una franja de dos horas para proceder a una exhaustiva limpieza y desinfección de todo el recinto, sus dependencias, unidades y elementos.

Agencias