cuadro

Los bomberos de Madrid cumplirán con la tradición de bajar el cuadro de la Paloma aunque no habrá procesión

| 15/8/2020 09:02

Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid cumplirán hoy, 15 de agosto, con la tradición de bajar el cuadro de la Virgen de la Paloma, patrona del Cuerpo y patrona oficiosa de la ciudad, algo que ni la Covid va a impedir, aunque el coronavirus deje este año a la capital sin fiestas, sin procesión y sin ofrenda floral.

El bombero encargado este año del descenso del lienzo es el suboficial Juan Carlos Campaña. Para los bomberos, como destacan en su cuenta de Twitter, este acto es «un momento emocionante y muy especial, que este año viene marcado por las circunstancias de la pandemia».

Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid son los únicos encargados de descolgar el cuadro que representa la imagen de la Virgen de la Soledad, conocida popularmente como ‘Virgen de la Paloma’, de su habitual emplazamiento en la Iglesia de San Pedro El Real.

Historia del cuadro

La historia del lienzo se remonta al siglo XVIII. Fue en febrero de 1781 cuando una vecina de Madrid, Isabel Tintero, se lo compró a unos niños que jugaban con él en el solar junto al actual templo.

Las investigaciones posteriores han relevado que se trata de un lienzo de Nuestra Señora de la Soledad, más tarde llamado Virgen de la Paloma por ser en la calle de la Paloma donde Tintero inició el culto desde el portal de su casa. Le seguiría la inauguración de una primera capilla, para dar paso al actual templo parroquial.

Una celebración atípica

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, junto con representantes de todos los grupos municipales, presidirán este sábado un atípico día de la Paloma, marcado por el coronavirus.

Será a las 11 horas en el Patio de Cristales de la Plaza de la Villa cuando la Hermandad Virgen de la Paloma de los Bomberos de Madrid lleve a cabo un reconocimiento a personas, organismos e instituciones por la gestión realizada durante el estado de alarma para, a continuación, entregar las tradicionales ‘Palomas de Bronce-Bomberos de Madrid’. Posteriormente, alcalde y vicealcaldesa asistirán a la misa, que tendrá lugar en la Iglesia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real.