construccion viviendas los berrocales

Las primeras viviendas de Los Berrocales empezarán a construirse en 2024

| 02/12/2023 09:00 | Actualizado: 03/12/2023 14:19

Las primeras 1.125 viviendas del nuevo desarrollo de Los Berrocales, en el distrito de Vicálvaro, empezarán a construirse en 2024, tal y como ha anunciado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Así, se estima que puedan empezar a construirse 1.125 viviendas de las 4.500 previstas en la etapa 1 del desarrollo. En total, Los Berrocales cuenta con más de ocho millones de metros cuadrados que albergarán más de 22.000 viviendas, de las cuales más del 50% contarán con algún tipo de protección.

Esto será posible, ya que el área de Obras y Equipamientos, que dirige Paloma García, que también ha acompañado al alcalde, ha concedido la simultaneidad de los trabajos de urbanización y edificación.

Ambos han asistido a la apertura de dos puentes que conectan desde este mismo miércoles Los Berrocales con el Ensanche de Vallecas sobre la A-3.

Ambas estructuras, denominadas E-1 y E-2, se sitúan cerca de la intersección entre la A-3 y la M-45 y a través de ellas podrán transitar peatones, vehículos y bicicletas en el caso de puente E-2.

Equipamientos dotacionales y 167.000 empleos

Además, el sector pondrá en el mercado 445.000 metros cuadrados edificables de uso terciario repartidos entre usos de oficinas y comercial.

Asimismo, los equipamientos dotacionales públicos y privados sumarán 876.000 metros cuadrados y el ámbito tendrá casi 640.000 metros cuadrados de zona industrial que permitirá dar respuesta a la demanda existente de suelo destinado a parques logísticos.

El desarrollo en su conjunto supondrá una inversión total de más de 5.200 millones de euros, con una estimación de más de 167.000 empleos generados y una contribución al PIB de la Comunidad de Madrid de unos 8.700 millones de euros.

Los Berrocales quiere apostar, además, por la sostenibilidad y la calidad ambiental con una superficie de casi 2,2 millones de metros cuadrados de espacios libres y zonas verdes, de los que algo más de la mitad formarán parte de un futuro parque forestal.

El nuevo desarrollo integrará un concepto novedoso como las ‘supermanzanas’, red viaria en la que las vías básicas tendrán la condición de vías rápidas urbanas, y serán las vías por donde circulen los vehículos de paso y el transporte público de superficie.