Las obras del Gallinero del palacio del Infante D. Luis en Boadilla concluirán en diciembre

| 20/8/2020 11:12

Las obras de rehabilitación del Gallinero o pabellón de aves del palacio del Infante D. Luis en Boadilla, que dieron comienzo en enero de este año, se encuentran ya muy avanzadas y se estima que finalizarán en diciembre.

Actualmente, se han realizado ya los trabajos de demolición, saneamientos, la excavación arqueológica interior y las soleras. Asimismo, se está llevando a cabo la restauración de ladrillos de tejas y retacados, la consolidación de los entramados de madera y parte de la cubierta.

Atribuida al arquitecto Ventura Rodríguez, la edificación albergaba la colección de aves vivas del Infante, y probablemente otros animales, y tiene la singularidad de que son muy escasos los palacios españoles que conservan construcciones de estas características.

De estructura sencilla, el Gallinero se compone de dos edificaciones destinadas a casa de aves y vivienda, siendo esta última la que ha mantenido un mejor estado de conservación.

La obra forma parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), cofinanciada mediante el programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.

Otras obras

Como parte de las obras de mantenimiento y mejora que acomete el Ayuntamiento de Boadilla durante el verano en los colegios y escuelas infantiles de titularidad pública, están a punto de finalizar los trabajos de instalación de sistemas de bioclimatización en las aulas de las escuelas infantiles Achalay y Romanillos.

Con un presupuesto de 38.397,37 euros más IVA, la actuación va a permitir una mejora en las condiciones térmicas y ambientales de los centros, mediante la instalación de equipos evaporativos directos en las aulas que por su orientación tengan una exposición solar más intensa.

bioclimatizacion

Por otro lado, el Ayuntamiento de Boadilla están realizando este mes obras de renovación de los vestuarios de adultos de la Piscina Municipal Cubierta ( Santillana del Mar, 17), que finalizarán durante la primera quincena de septiembre.

En concreto, y tras realizar los trabajos de demolición interior, se han reorganizado los espacios para lograr una distribución mejor adaptada a las necesidades de los usuarios y se ha dotado a cada uno de ellos de una cabina accesible. También se han renovado los alicatados y solados así como las instalaciones de fontanería, saneamientos, sanitarios y luminarias LED.

vestuario

La actuación, que ha contado con un presupuesto de 40.000 euros más IVA, se completa con trabajos de pintura y de puesta en marcha de nueva climatización.