dracónidas Madrid

Dracónidas y oriónidas cubren el cielo de Madrid

| 06/10/2020 17:55 | Actualizado: 22/2/2023 16:03

El otoño es una estación muy valorada por los amantes de la astronomía. En concreto, el mes de octubre es de los favoritos. Y es que, en estos días, los fenómenos astronómicos tienen un gran protagonismo.

Si en el mes de agosto anunciábamos la llegada de las perseidas al cielo de Madrid, durante la primera semana de octubre son las dracónidas y las oriónidas las encargadas de embellecer el firmamento.

Las dracónidas

A partir de hoy, 6 de octubre, y hasta el próximo día 10, se podrá disfrutar de las dracónidas. Pero, ¿qué son las dracónidas? También conocidas como giancobínidas, son una lluvia de meteoros que provienen del cometa 21P/Giacobini-Zinner, descubierto en el año 1900, aunque su origen está en la constelación Draco.

dracónidas
Punto radiante de la lluvia de meteoros dracónidas

Tal y como informan desde Meteored, la actividad de las dracónidas suele ser bastante modesta y más lenta, —en comparación con otras ‘lluvias de estrellas’—, lo cual les hace peculiares. Durante este 2020, tal y como informa el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), se podrán ver 20 meteoros por hora a una velocidad de 20 kilómetros por segundo.

No será su mejor año

Debido a los datos facilitados en las previsiones, parece que este año no va a ser bueno para la observación de dracónidas. Esto se debe a que la Luna se encontrará en su fase cuarto menguante y el brillo de esta dificultará mucho la observación.

A pesar de los obstáculos, desde Meteored esperan que la máxima actividad de las dracónidas para la noche del 7 al 8 de octubre. Y el mejor momento para deleitarse con el espectáculo visual será justo antes de la salida de la Luna.

Las oriónidas

A mayor velocidad que las dracónidas, las oriónidas, cuya tasa de actividad varía entre los 15 y 70 meteoros por hora a una velocidad de 66 km/s, también podrán observarse entre los días 2 de octubre y 7 de noviembre. 

Las oriónidas están asociadas a la estela del cometa 1/P Halley, que orbita alrededor del sol cada 76 años. Desde la tierra, el comenta fue visto por última vez en 1986 y, en ese momento, sus partículas se disolvieron en nuestra atmósfera dejando un impactante destello.

Punto radiante de la lluvia de meteoros oriónidas

Las de Orión también son consideradas coloquialmente como las ‘teloneras’ de todas las lluvias de estrellas de otoño, ya que coinciden con las dracónidas y, luego casi con las gemínidas, en diciembre.

Un buen año para su observación

Las estimaciones del OAN prevé que este año sea bastante bueno para la observación de oriónidas. Esto se debe a que su máximo se producirá cuando la Luna esté en fase creciente, aunque la meteorología adversa podría complicar la visualización del fenómeno.

La máxima actividad está prevista para la noche del 21 al 22 de octubre y, el mejor momento para disfrutar de las oriónidas será justo después de que la luna se haya puesto.

¿Dónde ver las lluvias de meteoros?

Con el objetivo de señalar las mejores localizaciones para observar fenómenos celestes, AstroAfición cuenta con un listado de lugares de la Comunidad de Madrid desde donde disfrutar del cielo nocturno y, en este caso, de las perseidas.

Pantano de San Juan
Pantano de San Juan

“Cuanto más nos alejemos, más oscuro será el cielo y más podremos llegar a ver”, comentan desde la asociación. Por este motivo, en “ocasiones especiales” como en las Lágrimas de San Lorenzo, los expertos consideran que los lugares más adecuados dentro de la Comunidad son el Pantano de San Juan, cerca de San Martín de Valdeiglesias; la Silla de Felipe II, en El Escorial; Rascafría; Lozoya, y la Sierra del Rincón.

Disfrutar del fenómeno sin salir de la capital

Aunque AstroAfición siempre han recomendado salir de las ciudades, las restricciones de movilidad dificultan visitar lugares alejados de las grandes urbes. Teniendo esto en cuenta, desde la asociación proponen también algunos enclaves de la capital para disfrutar de los fenómenos meteorológicos.

Atardecer Dehesa de la Villa
Atardecer en la Dehesa de la Villa

“En Madrid todavía hay existen miradores desde los que ver las estrellas, o al menos unas pocas”, reconocen. Así, para disfrutar de las perseidas recomiendan visitar la Casa de Campo, la Dehesa de la Villa, el Cerro del Tío Pío o el Parque Juan Carlos I.