El conductor del autobús que atropelló mortalmente a un peatón tras una discusión niega que fuera intencionado

| 08/9/2020 13:01

La Policía Nacional sigue atribuyéndole homicidio, además del de omisión del deber de socorro, cargos por los que a lo largo de este martes pasará a disposición judicial

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) –

El conductor del autobús interurbano que atropelló mortalmente el domingo en el madrileño barrio de Aravaca a un hombre de 49 años con el que previamente había mantenido una discusión de tráfico ha afirmado ante la Policía que el arrollamiento fuera no intencionado y que no se dio cuenta de lo ocurrido, han informado a Europa Press fuentes policiales.

El arrollamiento en el que se vio implicado un autobús que cubría la línea 656A (Moncloa-Pozuelo) se produjo sobre las 14.30 horas del día 6 la confluencia de las calles Ana Teresa y Pléyades. Minutos antes se ha iniciado una discusión de tráfico en el transcurso de la cual un hombre comenzó a correr en paralelo al autobús y cuando llegó a la altura de la cabina del conductor, comenzó a golpear su ventanilla.

En ese momento, según apuntaron testigos presenciales, el chófer dio un volantazo a la izquierda y arrolló al hombre con las ruedas traseras. Los pasajeros comenzaron a gritar al presenciar la escena e instaron al conductor a parar el vehículo; pero éste hizo caso omiso y, tras una pequeña parada más adelante, continuó con su recorrido.

Tras los hechos, hasta el lugar se acercaron sanitarios del Samur-Protección Civil confirmaron el fallecimiento por la gravedad de unas lesiones que hicieron inviable cualquier intento de reanimación, según indicaron a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid. Algunos familiares de la víctima tuvieron que ser atendidos por psicólogos del Samur.

LA INVESTIGACIÓN POLICIAL

La empresa responsable de la línea indicó a los agentes que en el momento del incidente figuraban en sus registros dos autobuses en el mismo punto y a la misma hora. Ambos conductores testificaron ante los agentes que no habían tenido ningún problema.

Tras varias gestiones, entre ellas la inspección del autobús implicado en el arrollamiento, el conductor en cuestión fue arrestado el domingo por la noche por agentes del Grupo de Atención Ciudadana y puesto a disposición del Grupo V de Homicidios. Se trata de un Ángel H., español de 56 años y vecino de Pozuelo de Alarcón.

El detenido ha manifestado a los agentes que no fue consciente del atropello de este hombre con las ruedas traseras de autobús y que no notó nada raro, ya que se trata de un vehículo de gran tonelaje. Pese a los testimonios en contra de varios pasajeros, él ha negado cualquier tipo de intencionalidad ni dolo en estos hechos.

Sin embargo, la Policía Nacional sigue atribuyéndole homicidio, además del de omisión del deber de socorro, cargos por los que a lo largo de este martes pasará a disposición judicial, según las mismas fuentes.

Los compañeros de Ángel se han mostrado sorprendidos por lo sucedido y han indicado que era un hombre normal y sin antecedentes de este tipo. «Es un tío muy cabal y tranquilo. Me imagino que no se enteró de lo que pasó, ya que seguro que hubiese parado», señalaron al diario ‘El Mundo’ alguno de sus amigos.